lunes, 12 de mayo de 2008

Los océanos, en estado de alerta


Degradación rebasó previsiones trágicas
El próximo día 8 de junio se celebra el Día Mundial de los Océanos. Es el ámbito adecuado para alertar sobre las condiciones en las que se encuentran nuestras aguas, principal fuente de vida y origen de la misma. Recientes informes científicos demuestran que la situación de degradación de los océanos es mucho mayor de lo que las previsiones más trágicas consideraban.

Sobreexplotación de las aguas

Los océanos cubren el 71 por ciento de la superficie de nuestro planeta y sus aguas suponen el 95 por ciento de todo el espacio disponible para la vida. Además, 41 millones de personas en el mundo viven de forma directa de la pesca, de los cuales 11 lo hacen de la acuicultura y más de un tercio de la población vive en las costas del planeta.

Océanos, fuente de vida en peligro

La población humana siempre se ha servido y ha explotado sus recursos, peces, sal, algas, petróleo o gas natural, pero ha llegado un momento en que a esta explotación hay que sumarle la sobreexplotación que está dejando esquilmados los bancos de peces, a lo que se añade la significativa contaminación marina que juega su propio papel en la degradación de los océanos.

Imprescindibles para el hombre

De los océanos nació la vida, los primeros animales y seres que poblaron la superficie de la Tierra. De ellos depende el sostenimiento del ecosistema, puesto que mediante su evaporización por acción del Sol y la posterior precipitación se mantiene la producción de las cosechas. Gracias a este proceso, el agua vuelve al hombre limpia y es liberada de los desechos a los que ha sido sometida a través de las corrientes fluviales.

Pero, las tres últimas décadas han sido especialmente catastróficas para la vida en los océanos y es ahora cuando el ser humano se da cuenta de la importancia que tienen para la vida. Extensas áreas de marismas, más del 50 por ciento, un 35 por ciento de manglares y un 30 por ciento de arrecifes coralinos del planeta se han deteriorado de forma alarmante.

Fertilizantes, insecticidas, radiactividad…

Ente las causas que han provocado la alarmante situación de nuestros océanos se encuentran los vertidos urbanos industriales, las mareas negras, fertilizantes, insecticidas o productos químicos, de los que más de medio millón terminan en el mar, radiactividad o metales pesados, además de la sobrepesca.

Las víctimas entre los seres humanos se cuentan en 2 mil millones de personas que basan su dieta alimenticia principalmente en los productos de mar. Los científicos, alarmados ante la grave situación de los océanos ya han comenzado a trazar zonas geográficas donde la situación es más grave y en estos estudios se refleja que el 41 por ciento del área oceánica se haya muy perjudicada.