jueves, 15 de mayo de 2008

La familia Fritzl agradece la ayuda


Un afiche de agradecimiento hecho por la familia del austríaco Josef Fritzl, quien secuestró a su hija durante 24 años, fue desplegado ayer en una tienda en Amstetten.

“La brújula de tu destino, puede tener una dirección diferente a lo planeado” (Abel Desestress)

"Queremos agradecer a todos las muestras de interés por nuestro destino. Vuestra comprensión nos ayuda mucho a soportar el difíci momento y nos muestra que también hay personas buenas y sinceras", indica la familia en la pancarta, pegada en un escaparate de la plaza principal de Amstetten.
"Esperamos que un día nos sea posible volver a una vida normal", añaden en el cartel, escrito y dibujado a mano por los siete miembros de la familia internados en una clínica para pacientes especiales.
La pancarta contiene dibujos de un corazón al que llega la luz del sol para Kerstin, de 19 años, hija-nieta de Josef Fritzl, que continúa en estado grave internada en el hospital de Amstetten. Además, en unas manos se leen diversos deseos, como "Vivir en paz con niños", "Cura para mi hija", "Protección de la familia" o "Amor de los niños".
"Deseo poder vivir en paz con mis hijos, con mucha fuerza y la ayuda de Dios", escribe Elisabeth, de 42 años, que a los 18 fue encerrada por su padre en un zulo construido en el sótano de la vivienda familiar.