sábado, 10 de mayo de 2008

El pueblo donde murió Nino Bravo pondrá su nombre a una calle


El Ayuntamiento de Villarrubio, en Cuenca, llevará a cabo el próximo sábado un homenaje al cantante Nino Bravo y dará su nombre a una calle del pueblo, al cumplirse el trigésimo quinto aniversario de su muerte en un accidente de tráfico ocurrido en las cercanías de este municipio conquense.

El homenaje ha sido organizado con la colaboración del Ayuntamiento de Aielo de Malferit (Valencia), el pueblo natal de Nino Bravo, y contará con la participación de representantes del consistorio de este municipio valenciano, de las hijas del cantante y del club de fans de varias partes de España, según ha explicado el alcalde de Villarrubio, Antonio Flores.

En este sentido, Flores ha asegurado que se han sorprendido de la difusión que ha tenido la iniciativa, ya que están recibiendo llamadas interesándose por los actos que se van a llevar a cabo de muchas partes de España e incluso de otros países como Perú.

Los actos se iniciarán con una misa en honor de Nino Bravo que se celebrará a las 12:00 horas del sábado en la iglesia parroquial de Villarrubio, aunque antes se ha organizado una excursión al cercano monasterio de Uclés para los vecinos de Aielo de Malferit.

Tras la misa se va a bautizar una calle con el nombre de Nino Bravo y se depositará un ramo de flores en un monolito construido en su memoria.

Este monolito está situado a poca distancia de la denominada "Cruz de Nino Bravo", que se colocó en el lugar donde tuvo lugar el accidente que le costó la vida a la salida del pueblo, en el antiguo trazado de la carretera N-III (Madrid-Valencia) y que ahora se ha acondicionado con la colocación de unas cerámicas con los escudos de Villarrubio, Aielo de Malferit y Valencia.

La muerte de Nino Bravo siempre ha sido muy recordada en Villarrubio, como pone de manifiesto el hecho de que un conocido restaurante donde el cantante comía habitualmente ha colocado unos cuadros con su imagen junto a la mesa en la que solía sentarse y tiene un menú especial que era su favorito, compuesto por chuletas a la brasa de sarmiento, alioli y natillas de la abuela.

El pasado 16 de abril se cumplieron 35 años de su muerte, por lo que el Ayuntamiento de Villarrubio ha aprovechado este aniversario para unir lazos con el Ayuntamiento de Aielo de Malferit y hacerle este homenaje, porque según Flores "fue un cantante fabuloso que aún mantiene su éxito en toda España y en otros países".

Nino Bravo (nombre artístico de Luis Manuel Ferri Llopis) falleció el 16 de abril de 1973 cuando se dirigía a Madrid acompañado de su guitarrista Pepe Juesas y del Dúo Humo y el coche en el que viajaban "se salió en una curva muy mala" de la N-III, recuerda el alcalde de Villarrubio.