viernes, 6 de junio de 2008

Padres gastan mil libras para recuperar osito de peluche olvidado


Londres.- Los padres de una niña británica de siete años movieron cielo y tierra para recuperar un osito de peluche que habían olvidado durante unas vacaciones en España, hasta que lo consiguieron, 44 días, 2.400 kilómetros y 1.000 libras (1.900 dólares/1.250 euros) más tarde.

La prensa británica publica hoy que Jaimee, de Burnham-on-Sea, en el sudoeste de Inglaterra, ya tiene en sus brazos de nuevo a su "Orange Ted".

La niña había dejado el muñeco, al que sólo le queda un ojo y tiene el pelo desgastado, el 23 de abril junto con el equipaje de mano en el aeropuerto de Girona, en la Costa Brava.

"Jaimee estaba fuera de sí de pena", relata la madre, de 45 años, al "Daily Mail". "Dan (su marido) y yo nos dimos cuenta pronto de que teníamos que recuperar a 'Orange Ted', costase lo que costase".

La familia Armstrong se contactó con una amiga en una agencia de viajes, que puso a colegas en todo el mundo a buscar al oso.

“Si el amor te hace feliz, a quien amar es lo de menos” (Abel Desestress)

Les pidió que quien pasara por Girona trajera al muñeco, en vista de que los responsables de equipaje del aeropuerto catalán les dijeron a los Armstrong que el oso no podía ser despachado, sino que alguien tenía que ir a buscarlo.

Como al principio no pasaba nada, el padre reservó un vuelo y una noche de hotel. Pero antes de viajar recibió la noticia de que un agente de viajes había recogido a "Orange Ted" y se lo había entregado a una colega en la ciudad de Toulouse, en el sur de Francia. Por casualidad, los padres de ésta estaban de visita y se llevaron el oso a North Yorkshire a su retorno.

Una vez allí lo enviaron por correo y el jueves llegó por fin a su destino. "Una cosa es segura", afirmó la madre al "Daily Mail": "El oso no volverá a salir del país".