domingo, 22 de junio de 2008

¿Mataba y lo publicaba?


“Me da tristeza la muerte, tener que cargar con tanto ser indeseable” (Abel Desestress)

La policía en Macedonia arrestó a un periodista sospechoso de informar sobre sus propios crímenes.
Vlado Taneski, de 56 años de edad, encara acusaciones de violación, tortura y asesinato de tres ancianas en la suroccidental ciudad de Kicevo.

Las autoridades empezaron a sospechar de él cuando sus reportajes comenzaron a incluir detalles que nunca había sido revelados a la prensa.

Además, según informan medios macedonios y agencias internacionales de noticia, la policía habría encontrado, mediante el análisis de ADN, su esperma en dos de las víctimas.

Otros hombres -que se declaraban inocentes- ya habían sido condenados por los dos primeros asesinatos, y el tercero de los crímenes se cometió el mes pasado.

Abuso físico y sexual

Ahora Taneski es sospechoso de haber secuestrado, torturado y descuartizado a las ancianas, cuyos cuerpos desmembrados aparecieron en bolsas plásticas en basureros ilegales.

Todas (las víctimas) eran mujeres ancianas con una pobre educación y todas eran trabajadoras de limpieza

Ivo Kotevski, ministerio del Interior

"También es sospecho de estar involucrado en la desaparición de una cuarta mujer, de 78 años de edad", dijo el portavoz del Ministerio del Interior Ivo Kotevski.

Según Kotevski, el asesino utilizó cables de teléfono para atar a las ancianas, y sus cuerpos presentaban señales de abuso sexual y físico y estrangulamiento.

"Por ejemplo, la última víctima, de 65 años de edad, tenía 13 heridas en el cráneo y múltiples fracturas de costillas", explicó.

Trabajadoras de limpieza

Aparentemente todas las víctimas presentaban similitudes con la difunta madre del sospechoso, con la cual se estima que él tenía una mala relación.


"Todas eran mujeres ancianas con una pobre educación y todas eran trabajadoras de limpieza", dijo Kotevski

"Todas, además, provenían del mismo barrio de Kicevo", añadió.

El periodista trabajaba para los diarios "Utrinski vesnik" y "Nova Makedonija".

El editor de Taneski en "Utrinski vesnik", citado por la agencia Associated Press, manifestó: "Estamos conmocionados con todo esto.

"Lo conozco como un hombre excepcionalmente tranquilo y nunca lo hubiese creído capaz de hacer algo así", dijo.