lunes, 13 de octubre de 2008

Buscan controlar a la bestia, buena excusa para seguir adormilando pueblos.


“Preocúpate cuando alguien se interese demasiado en protegerte” (Abel Desestress)


Las Comisiones de Informática y Libertades (CNIL) de los 27 países de la Unión Europea, reunidas a partir del miércoles en Estrasburgo, están determinadas a proteger al máximo los datos sobre la vida privada, mientras Estados Unidos quiere normas menos rígidas।


Un total de 600 congresistas de 70 países asistirán a esta conferencia de tres días sobre “La protección de la vida privada en un mundo sin fronteras”.
Según Alex Türk, presidente de la Comisión de Informática y Libertades (CNIL) francesa, los estadounidenses consideran los datos personales casi “como una mercancía”, mientras para los europeos son “un atributo de la personalidad”.
“Ese es el centro del problema y será necesario un acuerdo mundial sobre las medidas comunes de protección”, dijo tras reconocer que la elaboración de una convención internacional “no será para mañana”.
“Los estadounidenses presionan para que bajemos la guardia, pero como presidente del Comité de las 27 CNIL, pienso que en la actualidad nuestro nivel de protección es apenas lo suficiente y no hay que bajarlo.
Los CNIL de Europa se apoyan sobre la directiva europea del 24 de octubre de 1995 que impone un nivel de protección “elevado”.
No hay autoridad de tipo CNIL en China, Japón, India, Rusia o incluso en la mayoría de los países de América Latina o Africa.
“Se ha iniciado una carrera con los estadounidenses que esperan convencer a los países de Asia de aplicar criterios poco rígidos”, según Türk.
El Comité de los CNIL debe convertirse en una “autoridad” imprescindible y es necesario que hablemos fuerte para ser escuchados cuando advirtamos sobre algún tema”, añadió.
Türk se entrevistará los días 13 y 14 de octubre en Bruselas con la Comisión Europea y representantes estadounidenses para examinar el funcionamiento de los diferentes dispositivos instalados para tratar de resolver el problema de las transferencias de datos entre Europa y stados Unidos।Este tema será recurrente durante las tres jornadas organizadas en Estrasburgo por la CNIL francesa y su equivalente alemán, que festejan ambos este año sus 30 años.


También se abordarán tanto el temor compartido sobre un “fichero mundial de identificación” como “los instrumentos de regulación futura de la vida privada”, en presencia de los representantes de los servicios públicos, asociaciones de consumidores y defensores de derechos humanos.
El Consejo de Europa, que es anfitrión de la reunión, adoptó ya varias recomendaciones sobre la protección de la vida privada en internet y la protección de datos en materia de marketing directo, así como los datos médicos y los genéticos


“En el nombre de tus preceptos no hagas dictadura educacional” (Abel Desestress)