miércoles, 30 de abril de 2008

YO SOY AMOR



Cuando te llenas de amor, te llenas de paz, (Abel Desestress)

YO SOY AMOR

El amor es un estado, un proceso.
El estado de amor más elevado.
El amor NO es en absoluto, el de una relación afectiva,
llámese padres, hijos o pareja.
Es simplemente un estado, que pertenece a tu Ser.

De la misma forma que los árboles son verdes,
el que siente Amor, ama.
Los árboles no son verdes, para unas personas determinadas,
no es que, cuando tú llegues ellos se vuelvan verdes.

La flor, continúa esparciendo su fragancia,
tanto si alguien se le acerca, como si no,
tanto si alguien la aprecia, como si no.
La flor no empieza a liberar su fragancia, cuando se da cuenta,
que alguien se acerca. Ya sea este un poeta, o un carpintero.

La flor continúa extendiendo su fragancia siempre,
porque ese es su estado de vida, de existencia.

El amor es un estado. Un proceso continúo de evolución.
Es un estado que todos debemos conocer, y gozar día a día.
El amor no puede depender, de una relación afectiva con alguien.
El amor no puede conocerse a través de alguien,
mucho menos para alguien.

El amor es tu existencia, es tu vida y tu muerte,
es tu alegría y tristeza, es tu soledad o compañía.
El amor más grande, es el que se ama a sí mismo,
porque entonces, puede dar amor, respeto,
y crecimiento a todos.

No importa qué grado de relación, tengan los demás con nosotros,
se ama, como se vive.
Se entrega como si fuese lo último, que se hiciera.
El amor no lleva papeles, ni contratos,
ni promesas, ni siquiera sexo.

El amor solo lleva la pureza de ser alguien, de existir.
Ser amor todo el tiempo, no solo en ocasiones,
no solo por conveniencias, no en elecciones, no por dinero.
Nada que se relacione a lo material, se acerca al amor.
Porque el amor eres tú.

No se puede dar lo que no se tiene.
Así es que, si no eres amor,
como puedes saber, y decir que amas.
Mucho menos que conoces al amor,
el amor es un estado, NO una relación con nadie.

El amor es el único milagro. El amor es la escalera,
del infierno al cielo. Habiendo aprendido a amar,
lo has aprendido todo.
Si no has aprendido a amar, has desperdiciado toda tu vida.

Este amor está aguardando dentro de ti.
No tiene prisa, puede esperar y tú morir.
El nacer, no está en tus manos.
Tú naciste y nadie te había preguntado,
no se te había solicitado permiso alguno,
ni siquiera se te preguntó, dónde querrías nacer
o que sexo querías tener.
Te encontraste en medio de la vida,
Te encontraste aquí.
No pudiste elegir nacer, ni morir.

Un día, de repente, la muerte llegará,
sin siquiera avisarte. Y la muerte no esperará,
ni tan sólo un instante.
Uno nace, y muere…
nacimiento y muerte no están en tus manos,

no puedes hacer nada al respecto.

Entre tu nacimiento y tu muerte
solamente hay una cosa que puedes hacer.
Porque solo eres dueño del amor que sientas,
y el amor que puedas dar.
Nada más te pertenece, nada más puedes ofrecer.

Por ello en tu existencia, para ser feliz.
Se amor y ama.

Osho

2 comentarios:

Mantra dijo...

Gracias por extender el mensaje, gracias por compartir las palabras de uno de los mas grandes filosofos.
Muchas gracias.

Olivia Riofrio dijo...

Hermoooso!!!!