lunes, 3 de agosto de 2009

falleció en el suelo de su casa mientras sus padres rezaban


Un padre que eligió rezar en vez de llevar a su hija al hospital, declarado culpable de homicidio en EEUU

Las autoridades consideran que antepuso sus creencias a la salud de su hija. El padre dijo estar seguro de que Dios la curaría


Un tribunal de Estados Unidos encontró culpable a Dale Neumann de la muerte de su hija de once años, enferma de diabetes, quien falleció en el suelo de su casa mientras sus padres rezabancon un grupo de personas por su recuperación, en vez de llevarla al hospital.

Neumann, de 47 años, quien en el pasado estudió para ser pastor de la iglesia evangélica pentecostal, dijo ante el tribunal que nunca pensó que su hija moriría porque estaba seguro de que Dios curaría a su hija.

La pequeña Madeline murió en su casa de Wisconsin (norte del país) a causa de una diabetes no diagnosticada, que según indicaron varios médicos durante el juicio hubiera tenido cura con la atención adecuada.

La fiscalía alegó que sus progenitores deberían haberla llevado urgentemente al hospital, puesto que la niña no podía andar, hablar, comer o beber.

Una de las personas que rezaba en el grupo llamó a una ambulancia cuando la menor dejó de respirar, pero ya era demasiado tarde.

Dios por encima de todo


“La tarea más difícil que existe en la humanidad es que esta pueda pensar por sí misma” (Abel Desestress)